Aceite de Amaranto

El aceite de amaranto (Amaranth oil, en inglés), se extrae de las semillas de algunas especies de hierbas del género Amaranthus, espécimen apreciado en farmacología, cosmetología, gastronomía e industrias químicas en general. Tiene la virtud de permanecer estable en una amplitud de temperaturas, es sabroso, de aroma delicado y tiene un alto contenido de proteínas y grasas.

Amaranthus es el nombre del genero que engloba unas 60 especies de hierbas anuales, cuya distribución corresponde a las zonas templadas a tropicales de todo el mundo: se las ha encontrado naturalmente en Centroamérica, Sudamérica (hasta el sur de Perú), India y África.

El pueblo Azteca denominó «grano de oro de los dioses» a las semillas de amaranto, que solían incluir en sus dietas. Ya en la década del ‘70 las semillas y el aceite de amaranto recuperan popularidad debido a su calidad nutritiva.

Para qué se usa

El aceite extraído de las semillas de amarantos contiene compuestos lípidos insaturados y es un proveedor de ácidos grasos de la serie omega: ácido linoleico (48%), ácido oleico (24%), ácido palmítico (19%), Escueleno y ácido esteárico.

Estudios sobre el aceite de amaranto en una dieta controlada, hablan de una posible reducción de colesterol, pero no está definido ya que hay estudios contrapuestos. También se lo propone como un reductor del azúcar en sangre, pero tampoco hay suficientes pruebas para recomendar tales usos.

De hecho, sus granos, aceite y hojas (dependiendo la especie) son unos excelentes alimentos de fácil digestión, meritorios de ser agregados a la dieta. Las que presentan un mayor contenido oleoso son Amaranthus cruentus (nativas de la zona andina de Perú, Ecuador y Bolivia) y Amaranthus hypochondriacus, (procedente de México y Guatemala).

Beneficios para la piel

Gracias a su alto contenido de ácidos grasos esenciales (linolénico y linoleico) sirven de auxiliares para mantener suave la piel. Muchos de estos compuestos son utilizados en productos de cuidado de la piel, del cabello y productos cosméticos. Entre estas propiedades se encuentra vitamina E, agentes humectante y antioxidantes.

Un antioxidante es una molécula capaz de retardar o prevenir la oxidación de otras moléculas, gracias a estos antioxidantes que contiene el amaranto ayuda a retrasar el envejecimiento en la piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Comunícate con nosotros.